¿Cómo evitar que el cepillo dental sea foco de contagio y transmisión del virus de la COVID-19?

Ante la actual situación epidemiológica, que nos ha obligado a cambiar muchos aspectos de nuestra rutina diaria, debemos tener especial cuidado con el cepillado dental. Tanto los peques como los mayores hemos de adoptar una serie de medidas con el fin de prevenir el riesgo de contagio ya que el cepillo dental, nuestro mejor aliado para mantener una buena salud dental, puede tener un papel importante en la transmisión de enfermedades.


Desde el Consejo General de Dentistas de España nos recomiendan realizar estos 8 pasos a la hora de cepillarnos los dientes:

  1. Lavarse muy bien las manos con agua y jabón antes de tocar el cepillo para evitar que los virus pasen de la mano a la mucosa oral.
  2. Proceder al cepillado habitual con pasta fluorada (en cantidad adecuada a la edad del niño) durante 2 minutos, al menos 2 veces al día.
  3. Enjuagar bien el cepillo después de cada uso para eliminar restos de pasta y detritus alimenticios.
  4. Mientras dure la epidemia se recomienda desinfectar el cabezal del cepillo con povidona iodada al 0,2% o agua oxigenada diluida al 1% durante 1 minuto.
  5. Sacudir bien el cepillo para eliminar el exceso de agua y humedad.
  6. Guarda bien el cepillo con el cabezal hacia arriba y siempre alejado al menos 1m del sanitario.
  7. Evitar poner todos los cepillos juntos, por el riesgo de contaminación cruzada de uno al otro al tocarse.
  8. Al finalizar, volver a lavarse bien las manos con agua y jabón durante al menos 40 segundos.

Además de estas recomendaciones, el Presidente del Consejo General de Dentistas de España, el Dr. Oscar Castro, nos recuerda que los cepillos deben recambiarse cada 3-4 meses, siempre que detectemos que se ha deteriorado (cerdas abiertas) o cuando hayamos pasado por un proceso infeccioso de tipo respiratorio o digestivo.

 
Como padres tenemos la responsabilidad, ahora más que nunca, de fomentar el cepillado dental de una forma segura y correcta. Por eso os invitamos a compartir este artículo con vuestros amigos y familiares para contribuir así a una mayor concienciación de los posibles riesgos, pero sobre todo, de la prevención que está siendo la clave para la contención del nuevo coronavirus.