6 dudas frecuentes sobre qué es la sedación profunda

¿Quién no ha sentido miedo alguna vez ante la sola idea de tener que ir al dentista? Lo entendemos, no es una experiencia relajante y en muchos casos el miedo y la ansiedad ante la posibilidad de sentir dolor o molestias es completamente comprensible. Si nos pasa a los adultos… ¡imagínate a un niño! En su caso se suma, además, el miedo a lo desconocido si es su primera visita a una clínica dental. En estos casos, conviene sabe qué es la sedación profunda  y cómo puede ayudar.

En este post te hablamos de las dudas frecuentes que pueden surgir respecto a este tipo de anestesia.

En el caso de niñas y niños, además, la ansiedad es muy difícil de controlar y puede complicar la realización de ciertos procedimientos más largos o complejos, como por ejemplo empastar varios dientes de una sola vez. De hecho, pueden llegar a ponerse tan nerviosos que sea imposible realizar la intervención. Además, ese sufrimiento y estrés puede hacer que los pequeños desarrollen auténticas fobias a lo largo del tiempo, por lo que cualquier visita al dentista, aunque sea para una simple revisión, será para ellos verdaderamente estresante.

Por eso cuando se dan estos casos, bien en pacientes pediátricos o bien en pacientes con discapacidad, en Clínica Navarro Soto contamos con la ayuda de un anestesista, un médico especialista en anestesia, para llevar a cabo una sedación superficial o profunda, dependiendo de cada caso.

También te puede interesar: Sedación dental en niños

Sabemos que este procedimiento puede generar varias dudas en padres, madres y tutores de los pacientes. Por eso hemos decidido realizar este post, en el que resolvemos algunas de las cuestiones que creemos que pueden surgir a la hora de plantear la administración de una anestesia al paciente.

1. ¿Qué es la sedación profunda y en qué casos se administra?

En los pacientes pediátricos, especialmente aquellos de más corta edad, y en los pacientes que presentan alguna discapacidad, logramos mediante la sedación profunda que se encuentren dormidos por completo durante las intervenciones. Esto facilita el trabajo por parte del dentista y al mismo tiempo evitamos que el paciente sufra ansiedad y estrés innecesariamente.

2. Sedación profunda y anestesia general, ¿es lo mismo?

No, no es lo mismo. Es un estado parecido al de la anestesia general, pero a diferencia de ésta, el paciente permanece respirando por sí mismo durante todo el tiempo, como ocurre en el sueño fisiológico nocturno.

3. ¿La sedación profunda tiene algún riesgo para el paciente?

Las distintas técnicas de anestesia, como cualquier otra técnica en medicina, no está carente por completo de riesgos, si bien éstos disminuyen muy considerablemente cuando se unen una serie de factores. El más importante es que la administración de la anestesia sea llevada a cabo por un anestesista que cuente con todos los medios técnicos necesarios. Por supuesto, en Navarro Soto contamos con todos esos medios y además los profesionales que trabajan con nosotros tienen una dilatada experiencia en el campo de la anestesia extrahospitalaria.

Es precisamente gracias a esta larga experiencia, que nos lleva a estar considerados como el referencia en nuestra región en tratamiento dental infantil, que podemos afirmar con gran satisfacción que no hemos tenido una sola complicación reseñable más allá de algún caso aislado de náuseas o vómitos.

4. ¿Es necesario ingresar al paciente que va a someterse a una sedación profunda?

No, no es necesario el ingreso ni antes ni después de la intervención. Los pacientes deben venir en ayunas para prevenir complicaciones y son valorados por un médico anestesista antes de ser sometidos a la actuación anestésica. Una vez finalizada la intervención, tras un intervalo de tiempo no muy prolongado, el paciente puede marcharse a casa siguiendo una serie de directrices que le son explicadas por el anestesista.

5. Después de la sedación, ¿se puede hacer vida normal?

Sí, únicamente debe hacerse una vida más tranquila 24 horas después de la intervención. Una vez que ha pasado ese tiempo, puede hacerse vida completamente normal.

6. ¿Qué es la sedación superficial?

Durante la sedación superficial el paciente se encuentra despierto pero con un grado de relajación lo suficientemente grande como para poder ser sometido a dicho procedimiento e incluso poder colaborar con el especialista que lo lleva a cabo. Se indica en pacientes que sufren cierto grado de ansiedad ante una intervención, pero no lo suficientemente grave como para que haya riesgo de crearles un trauma grave.

Estas son las preguntas más frecuentes, pero puede ser que nos hayamos dejado algo en el tintero. ¿Te ha quedado alguna duda por resolver sobre qué es la sedación profunda? Llámanos y estaremos encantados de atenderte. Recuerda que también puedes contactar con nosotros a través de redes sociales en Facebook e Instagram.