Pastas dentífricas infantiles

Pastas dentífricas infantiles
5 (100%) 1 valoraciones

Una de las dudas más frecuentes que tienen los padres es qué pasta de dientes deben utilizar sus hijos. Actualmente podemos encontrar una gran variedad de pastas dentífricas infantiles en el mercado, pero ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir la adecuada?

En primer lugar hemos de diferenciar las pastas fluoradas y las no fluoradas. Las primeras siempre marcarán la cantidad de flúor que poseen y lo reflejarán en partes por millón (PPM). Este elemento es indispensable si queremos prevenir la caries. No obstante, si se traga demasiado flúor durante el período de formación del diente puede alterarse el esmalte y pueden aparecer manchas, lo que se conoce como “fluorosis”. Por ello, el uso del flúor en niños pequeños tiene unas recomendaciones dentro de unos límites de seguridad.

La Asociación Española de Pediatría recomienda hasta los seis años utilizar pastas dentífricas infantiles, específicas para niños, ya que contienen flúor en menor cantidad. Las recomendaciones de la AEP sobre el cepillado y la edad de los niños son:

– Entre 6 meses y 2 años, dos veces al día con una cantidad pequeña de pasta dental infantil (con 500 ppm de flúor), como una pintada sobre el cepillo.

– Entre 2 y 6 años, dos veces al día con una pasta de dientes con entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante.

– A partir de los 6 años, dos veces al día con una pasta normal de adultos (con 1.450 ppm) y la cantidad de uno a dos centímetros sobre el cepillo.

Cepillarse los dientes con una pasta fluorada es el método ideal para prevenir la aparición de caries, puesto que es económico, fácil, práctico y culturalmente aprobado. Sin embargo, es importante recordar que la caries es una enfermedad multifactorial y depende de más factores aparte del cepillado correcto, como sería el consumo de azúcares, la salud oral de la familia, etc. Por lo tanto, sería muy conveniente asociarlo a una dieta sana, visitas al dentista regulares, uso de flúor tópico y sellados.