Traumatismos dentales en niños y adolescentes

Traumatismos dentales en niños y adolescentes
5 (100%) 34 valoraciones

pedroruiz -6019


¿Sabías que el traumatismo dental es actualmente la segunda causa de demanda de atención dental en niños, tras la caries? Si has vivido una experiencia similar sabrás que los traumatismos de este tipo son quizá uno de los accidentes más dramáticos que le pueden suceder a un niño.

Los traumatismos son dolorosos y los niños tienen diferentes formas de demostrar ese dolor. En los bebés puede manifestarse como imposibilidad de succión o rechazo al alimento. Cuando el nervio queda expuesto, pueden manifestar también una sensibilidad aumentada al frío, calor y roce de los alimentos. En la mayoría de los casos podemos observar heridas en la cara y/o labios.

Para adoptar las medidas clínicas e higiénicas pertinentes hemos de saber de qué tipo de lesión se trata. Las clasificaciones en los traumatismos dentarios son numerosas, pero para facilitar la comprensión vamos a hablar de tres tipos:

Fractura – Se trata de la rotura de un fragmento del diente. Se consideran como complicadas las fracturas que afectan al nervio. En dentición temporal es el odontólogo quien tiene que decidir si restaurar o no la pieza temporal traumatizada. En dentición permanente las fracturas sí que se deben reconstruir. 

Luxación – Consiste en el desplazamiento del diente dentro de su propio alveolo, con aumento de su movilidad sin que se produzca su salida. En dentición temporal se debe esperar a la reerupción espontánea del diente y en la permanente se debe fijar el diente luxado a los dientes vecinos para disminuir su movilidad y examinarlo periódicamente mediante radiografías de control.

Avulsión – Salida completa del diente de su alveolo con una fractura completa del paquete vasculonervioso. En dentición temporal no se debe reimplantar o recolocar el diente para no dañar el definitivo. No obstante, sería conveniente poner una prótesis para que el niño recupere las funciones de fonación, masticación y la estética adecuada a su edad. En dentición permanente sí se debe reimplantar y lo ideal sería en un plazo de 30 min. Para que la reimplantación tenga éxito es imprescindible que el diente se transporte en un recipiente con leche, solución salina, agua o saliva del traumatizado.

Cualquier lesión traumática se debe tratar con carácter urgente. Los padres deben llevar al niño a una clínica dental con la máxima rapidez para que así el dentista especialista pueda hacer un examen y valoración de los dientes y tejidos circundantes y determinar la pauta a seguir. En nuestra clínica atendemos a diario niños con estos problemas y si tenéis cualquier urgencia no dudéis en acudir a nosotros. Un diagnóstico correcto y a tiempo junto a una adecuada actitud terapéutica son imprescindibles para solucionar los problemas derivados y devolverle al pequeño la sonrisa que se merece.