Sellado infantil

Sellado infantil
Valora este artículo

pedroruiz-1050


Es un tratamiento preventivo que sirve para evitar la aparición de caries en los niños o reducir su impacto. El sellado complementa a otras medidas preventivas como la higiene dental o fluoración. Es un tratamiento fácil y totalmente inofensivo para el tejido dentario. Se trata de delgadas capas plásticas que se aplican a las superficies de masticación de los dientes posteriores permanentes (molares y premolares), donde se forman la mayoría de las caries. Es una barrera altamente eficaz que evita la acumulación de bacterias.

La aplicación de un sellado no es dolorosa; se realiza sin anestesia y se puede efectuar en una sola visita. Es muy importante que los niños realicen visitas periódicas al dentista ya que los sellados se desgastan con el paso del tiempo.

Los estudios indican que después de 4 años y medio los molares permanentes sellados, de niños de 5 a 10 años, tenían reducción de caries en más de un 50% de las caries de las superficies masticatorias u oclusales, en comparación con los dientes en los que no se usaron selladores.