Las 3 urgencias dentales infantiles más comunes y cómo actuar

Las 3 urgencias dentales infantiles más comunes y cómo actuar
5 (100%) 1 valoraciones
Por mucho que sean prudentes y tomen precauciones, lo cierto es que nuestros hijos están muy expuestos a tener accidentes que afecten a la boca. El hecho de saber cómo actuar ante una emergencia dental puede marcar la diferencia entre, por ejemplo, salvar o perder un diente. Recuerda que, además de los conocimientos que puedas aprender leyendo este artículo, lo más importante es actuar con calma y no perder los nervios.

Pérdida de un diente a causa de un golpe

Primeros auxilios

  • Si el diente está sucio, hay que limpiarlo suavemente con agua.
  • Intenta volver a colocar el diente en el orificio y que el niño lo mantenga hasta que sea visto por un profesional. Morder ligeramente una gasa puede ayudarle a mantenerlo en su lugar. El niño ha de tener cuidado de no tragárselo.
  • Si no es posible, hay que sumergir el diente en un vaso con leche para que esté humedecido en todo momento. Podemos colocarle al niño una compresa fría en la zona para calmar el dolor y aplicar presión con una gasa o una servilleta limpia para controlar el sangrado.
  • Este caso no puede esperar: tenéis que acudir al dentista o al hospital de inmediato y llevar el diente. Cuanto menos tiempo pase el diente fuera de la boca, más posibilidades habrá de salvarlo.

Cuidados posteriores

  • Si no ha sido posible fijar de nuevo el diente, hay que ver todas las opciones disponibles para reemplazar el diente perdido.
  • Recomendamos que el niño use una férula de protección cuando practique deporte o actividades de contacto.

Fractura de un diente

Primeros auxilios

  • Limpia suavemente el trozo de diente que se ha desprendido.
  • El niño tiene que enjuagar la boca con agua tibia para eliminar los restos de alimentos o de tierra, si la lesión se haya producido al masticar comida o por culpa de un golpe.
  • Podemos aplicar una compresa fría en su cara para combatir la inflamación.
  • Este caso tampoco puede esperar: hay que acudir al dentista o al hospital de urgencia.

Cuidados posteriores

  • Valora con el odontólogo las diferentes opciones para reconstruir el diente y haz que el niño sigue las instrucciones que le ha dado el profesional en cuanto a los cuidados específicos.
 

Aflojamiento de un diente tras un golpe

Primeros auxilios

  • Si algún diente está flojo es fundamental que el niño no lo toque ni con los dedos ni con la lengua para evitar que se siga aflojando.
  • Es muy importante que no apriete los dientes.
  • Hay que acudir de inmediato al odontólogo ya que, si la movilidad del diente aumenta, éste puede llegar a caerse.

Cuidados posteriores

  • El niño deberá seguir las instrucciones del dentista relativas al cuidado del diente.