¿Por qué sellar los dientes a los niños?

¿Por qué sellar los dientes a los niños?
5 (100%) 2 valoraciones

¿Qué es el sellado dental?

El sellado de dientes es un procedimiento preventivo que consiste en aplicar delgadas capas de resina plástica para evitar la aparición de caries. Se trata de un tratamiento fácil y totalmente inofensivo para el tejido dentario. Las delgadas capas plásticas se colocan sobre los dientes posteriores permanentes (molares y premolares) con los que se mastica, es decir, en las zonas donde se crean la mayoría de las caries. El objetivo es sellar bien todas las fisuras, fosas y pequeñas cavidades donde más se acumulan las bacterias.

Cómo se realiza?

Tras una limpieza a fondo de las piezas a sellar, se recubren sus fosas y fisuras con el material elegido para formar la barrera antibacteriana. Una vez implantadas estas capas protectoras de dientes, el dentista tendrá que comprobar con cierta periodicidad que continúan en su sitio y que no es necesario renovarlas.

¿Cómo garantizar su durabilidad?

La duración de los selladores es muy variable; depende de las características del niño y de su estilo de vida. No obstante, la duración media es de unos cinco años, pero en caso de caerse, es posible volver a colocarlos. Para garantizar su máxima durabilidad, desde nuestra clínica recomendamos seguir las siguientes pautas:
  • Mantener una buena higiene bucodental, principalmente con un correcto cepillado y cambiando el cepillo de dientes cada tres meses o cuando las cerdas estén desgastadas.
  • Llevar una dieta saludable, con un elevado consumo de frutas y verduras, optando por la leche y el agua en lugar de refrescos y evitando sobre todo productos azucarados entre horas.
  • Complementar con otras medidas, como la aplicación de flúor, un barniz que coloca el dentista sobre los dientes para protegerlos de las caries.
Si estás interesado en sellar los dientes de tus hijos o realizarles una revisión, no dudes en solicitar una valoración con nosotros.