Alimentos para una sonrisa sana

Alimentos para una sonrisa sana
5 (100%) 28 valoraciones

clinica-dental_murcia26


 

Para disfrutar de una vida sana y de dientes y encías sanos, hay que cuidar la nutrición. La clave para comer adecuadamente no es sólo lo que uno come, sino cuándo lo come. Los alimentos ingeridos a las horas de las comidas causan menos daño. Se segrega más saliva durante una comida, lo que proporciona un mejor lavado de la boca y ayuda a disminuir el efecto de los ácidos.

Para mantener una sonrisa brillante deberías evitar el consumo de azúcares y, sobre todo, intentar consumir los siguientes alimentos:

Frutas y verduras ricas en fibra: los alimentos que contienen fibra estimulan el flujo de saliva, que es una defensa natural contra las caries. Por ejemplo, las manzanas, las zanahorias y el apio ayudan a remover la placa de los dientes y a refrescar el aliento.

Frutas y verduras ricas en vitamina C: las vitaminas antioxidantes como la vitamina C y otros nutrientes que provienen de frutas y vegetales frescos ayudan a proteger las encías y otros tejidos contra el daño en las células y las infecciones bacterianas.

Queso, leche, yogur natural y otros productos lácteos: el calcio, los fosfatos y la vitamina D de los lácteos son minerales importantes para la salud bucal. El calcio de estos alimentos se adhiere a los dientes, los protege de los ácidos que causan caries y ayuda a reconstruir el esmalte.

Arándanos frescos: según los últimos estudios estos frutos interrumpen la unión de las bacterias orales antes de formar la placa.

Té verde (sin azúcar): rico en flúor y compuestos antioxidantes interactúa con la placa e inhibe las bacterias, evitando que se desarrollen y produzcan ácidos que atacan los dientes. También ayuda a reducir la inflamación y las posibilidades de contraer enfermedades de las encías.

Alimentos ricos en vitamina B y ácido fólico: contribuyen al crecimiento de las células en todo el organismo. Son imprescindibles para mantener las encías y los demás tejidos de la boca sanos. La vitamina B está presente en los vegetales de hoja verde y en la levadura de cerveza.

Rábano: contiene un compuesto llamado isotiocianato que inhibe la actividad de las bacterias que causan la pérdida de dientes.

Sésamo: tanto el blanco como el negro, es muy beneficioso para estimular el crecimiento de los dientes. Es rico en calcio y su masticación limpia la placa dental y estimula la formación del esmalte dental.

Cebolla y ajo: aunque muchas personas se sienten incómodas con el mal aliento causado por su consumo, lo cierto es que mantienen dientes y encías saludables; la cebolla porque contiene azufre que elimina las bacterias y el ajo porque contiene ciertas sustancias que alivian dolores y molestias dentales.

Perejil y menta: masticar perejil o menta después de comer alimentos picantes ayuda a mantener el aliento fresco.

Nuestro consejo es que sigas siempre una dieta equilibrada y que limites los tentempiés entre comidas. Asegúrate de consumir bastante agua, sobre todo la que contiene flúor. Si llevas una dieta especial, ten en cuenta las recomendaciones del médico a la hora de elegir los alimentos. Cepíllate por lo menos dos veces al día con una pasta que contenga flúor, y utiliza el hilo dental o cepillos interdentales. Visita regularmente al dentista – te ayudará a prevenir los problemas y cuando surja alguno será más fácil de tratar.