El riesgo de sufrir periodontitis se multiplica por 3 en pacientes diabéticos

El riesgo de sufrir periodontitis se multiplica por 3 en pacientes diabéticos
5 (100%) 1 valoraciones

La diabetes ha sido confirmada de manera inequívoca como factor de riesgo de la enfermedad periodontal. Tal y como asegura el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro Reino, en marco del Día Mundial de la Diabetes que cada año se celebra el 14 de noviembre, “el riesgo de que los pacientes diabéticos sufran periodontitis se multiplica por tres”.

La diabetes está aumentando en todo el mundo y principalmente se debe al incremento del sobrepeso, de la obesidad y por falta de ejercicio físico. De hecho, se calcula que dentro de 20 años esta patología afectará a 642 millones de personas al nivel mundial, según indican desde el consejo.

Desde nuestra clínica ya habíamos advertido en varias ocasiones que la relación entre la salud de las encías y la diabetes era bidireccional. Pues, por un lado la enfermedad periodontal tiene influencia en la diabetes, empeorando su adecuado control. En este sentido, varios estudios han señalado que las complicaciones de la diabetes están asociadas a la severidad de esta enfermedad dental.

Por otro lado, tanto la diabetes infantil tipo 1, como la tipo 2 en adultos, empeoran el estado periodontal. En ambas patologías los procesos inflamatorios están aumentados y ello explica que se produzcan importantes alteraciones microvasculares que hacen que la presencia de uno de los dos afecte y empeore el cuadro de la otra enfermedad.

El Consejo General de Dentistas insiste en la importancia de que los pacientes diabéticos acudan a revisiones periódicas con el dentista, puesto que mantener una correcta salud e higiene bucodental reducen el riesgo de desarrollar periodontitis, la acumulación de placa bacteriana y la aparición de úlceras orales persistentes.

En este sentido, el presidente del Consejo destaca “que la relación entre diabetes y periodontitis es un ejemplo más de que el dentista tiene que cuidar, no solamente la salud bucodental, sino también la salud general de sus pacientes”.