¿Por qué los niños deben acudir al dentista con regularidad?

¿Por qué los niños deben acudir al dentista con regularidad?
5 (100%) 1 valoraciones

Visitar al dentista de forma frecuente es clave para que los más pequeños mantengan una buena salud oral. Son muchos los que acuden a la consulta sólo cuando tienen dolor, sensibilidad, sangrado en las encías, inflamación, etc. Es una costumbre totalmente errónea ya que todos estos síntomas no son más que una alarma de que algo no va bien, y se podrían haber evitado si se hubiera hecha esa revisión periódica de la que estamos hablando.

Que tu hijo acuda periódicamente al odontólogo es importante por distintos motivos:

  • Prevención. Una buena prevención oral es imprescindible para evitar el desarrollo de patologías, como por ejemplo la caries. Muchas enfermedades dentales son poco perceptibles a simple vista y requieren de una revisión profesional para su detección, diagnóstico y tratamiento.
  • Higiene bucal. El dentista podrá indicarnos qué carencias hay en la rutina diaria de higiene oral del niño. También nos puede aconsejar sobre qué productos puede y debe utilizar el pequeño, cómo lavarse los dientes correctamente, cuántas veces lo debe hacer, etc.
  • Seguimiento de los tratamientos. Aquellos niños que se encuentran en tratamientos ortodóncicos u otros, deben acudir con más frecuencia de lo habitual para que se les realice un buen seguimiento.

Puesto que cada vez hay más niños pequeños con problemas de caries, los especialistas recomiendan que la primera revisión se realice no más tarde de la erupción de los primeros molares, que suele ser a los 18 meses aproximadamente. Algunos problemas dentales ocurren a muy temprana edad y es muy importante aplicar medidas preventivas.

No obstante, acudir al odontólogo es igual de importante en todas las etapas de crecimiento y desarrollo de los niños. Mantener los dientes y las encías sanas es indispensable tanto para la salud en general, como para la estética y la funcionalidad de la sonrisa, que a su vez es necesaria para mantener una autoestima sana y fuerte.