Como evitar que las golosinas se conviertan en caries

Como evitar que las golosinas se conviertan en caries
5 (100%) 33 valoraciones

Las golosinas son una auténtica tentación, tanto para niños como para mayores. Es un alimento que no nos aporta ningún nutriente pero sí infinitas calorías, y lo que es peor, son uno de los enemigos de nuestra salud bucodental. Están directamente relacionadas con la aparición de las temidas caries.

¿Cómo minimizar el riesgo de caries a causa de las chuches? Aquí tienes 6 consejos:

  • Está claro que cualquier alimento que contenga azúcar y que pueda provocar un pH ácido es potencialmente peligroso, pero debes saber que los caramelos masticables y pegajosos son los más dañinos. Sería aconsejable evitarlos o sustituirlos por otros.
  • Hemos de enseñar a los niños a que no muerdan los dulces. Es mejor que sólo los chupen.
  • Tras comer golosinas, es importante que se laven los dientes cuanto antes y de manera minuciosa.
  • Siempre que se pueda, sería aconsejable elegir chuches que pueden comerse rápido, para limitar el tiempo en que el azúcar está en contacto con los dientes.
  • Recomendamos limitar la ingesta a una vez al día. Es mejor una pequeña cantidad de golosinas junta (seguida del cepillado) que andar comiendo chuches todo el día.
  • Además, debemos limitar el consumo de golosinas que puedan contener ácidos, como serían las chuches con picapica. Los ácidos pueden contribuir a la erosión dental y a la formación de caries.

Además cabe destacar que, aparte de las caries, las golosinas también son un peligro para la salud en general. No podemos olvidar esa especie de epidemia en nuestra sociedad, que es la obesidad y el triste incremento de los casos de obesidad infantil. Por lo que, desde nuestra clínica, insistimos en modificar los hábitos alimenticios y en educar a los niños en una alimentación sana, equilibrada y responsable.