Enjuague bucal de los niños

Enjuague bucal de los niños
5 (100%) 47 valoraciones

Introducir el colutorio en el ritual de higiene bucal de los niños aporta grandes beneficios a su salud dental. La principal finalidad que se espera del enjuague bucal es el control de la caries y de la placa bacteriana. Es muy importante utilizarlo adecuadamente ya que puede conllevar riesgos para la salud de los pequeños.

En primer lugar hemos de asegurarnos de que el niño está preparado para el uso del colutorio, puesto que en ningún caso se debe ingerir. A partir de los 6 años la mayoría de los niños son capaces de enjuagarse la boca sin tragar cantidad alguna de líquido. Es recomendable comprobar si lo hacen de manera correcta dejando que se enjuaguen la boca con agua.

Los niños deben utilizar siempre colutorios infantiles. El enjuague se realizará después del cepillado, durante 1 minuto aproximadamente y con 5-10ml de colutorio. Una vez realizado, hay que evitar la ingesta de alimentos durante 30 minutos. Los enjuagues normales tienen grandes concentraciones de alcohol y flúor, por lo que no son aptos para los niños. Su ingesta puede ser muy peligrosa, así que hay que mantenerlos fuera de su alcance.

La boca es la puerta de entrada a muchas infecciones. En ella las bacterias encuentran las condiciones de temperatura, humedad y nutrientes ideales para su desarrollo y la consecuente aparición de patologías. Por esta razón desde nuestra clínica hacemos tanto hincapié en la importancia de una higiene bucal completa. El uso de colutorios debe ser un paso mas,que ayuda a que la boca se mantenga aséptica, fortalece las encías, protege los dientes, ayuda a la formación de saliva, disminuye la sensibilidad y mantiene la boca fresca y sin mal aliento.